junio 05, 2012

Sacher y Dalí


Esta tarta surgió de tres ideas: el origen ampurdanés de mi yerno, su aficción (adicción?) a la Sacher Torte y la mía por Salvador Dalí.  Luego solo hizo falta que llegara su cumpleaños para intentar fusionar las tres cosas  :)

Después de buscar varias recetas en la red me quedo con ésta.  Con un marcado sabor a chocolate sin ser empalagosa y con un ganache que luego de enfriarse adquiere una textura muy similar a la auténtica Sacher. Hasta que las vacaciones no nos obliguen a regresar a Viena Moli tendrá que darse por satisfecho con este plagio. 



Hornear a 180ºC  25'  + 160ºC 25'

8 porciones

Bizcocho    
Chocolate 150 gr
Harina 120 gr
Azúcar 150 gr
Mantequilla 100 gr
Huevos 4  
Levadura 1 cta

Almíbar  
Azúcar 100 gr
Agua 200ml
Cognac 3 Cda

Relleno
Jalea de grosellas o cualquiera mermelada de frutos rojos

Cobertura
Chocolate fondant 150 gr
Nata para montar 150 ml
Mantequilla 75 gr  


1. Derretir y mezclar la mantequilla y el chocolate, dejar templar.
En un recipiente hondo batimos las yemas con la mitad del azúcar.

2. Añadir la mantequilla y el chocolate templados y batir bien hasta conseguir una mezcla homogénea y ligera.
Agregar la harina con la levadura tamizada y batir bien.  

3. Montar las claras a punto de nieve y añadir cuidadosamente el resto del azúcar.
Añadir las claras a la mezcla anterior y mezclar bien.

4. Untar un molde con mantequilla y harina y verter la mezcla con ayuda de una lengua. Hornear a 180ºC durante 25' bajar a 160ºC y hornear 25' más.

Sacar de horno y una vez frío, desmoldar.

Almíbar  
1. Calentar el agua y el azúcar en un cazo durante 5', retirar del fuego y añadir el licor.

Para la cobertura:  
1. Calentar la nata hasta que empiece a hervir, retirar del fuego y añadir el chocolate troceado y la mantequilla, remover hasta que se deshagan todos los ingredientes.  

Para terminar la tarta:  
1. Abrir el bizcocho por la mitad o en tres láminas y empapar con el almibar.
Untar cada lámina de bizcocho con jalea, (o mermelada tamizada o triturada) y juntar las láminas tapando una con otra.
2. Colocar la tarta en una rejilla y bajo la rejilla poner una fuente. Con ayuda de un cazo cubrir la tarta con la cobertura caliente.
La fuente servirá para recoger el chocolate sobrante, es importante cubrir toda la tarta.
Cuando este lista la pasamos a la fuente donde se va a servir y enfriamos 2 o 3 horas





Sofá “Labios” de Salvador Dalí de 1936
Labios rubís (1949)

2 comentarios: